Jue05242018

Last updateJue, 24 May 2018 1am

Bebidas vegetales: evolución, mitos y verdades Pablo Hernández

El consumo de las denominadas popularmente como leches vegetales continua en aumento, en la misma proporción en la que disminuye el consumo y la demanda de los productos lácteos tradicionales.

Acá, estamos asistiendo a un auténtico boom importado de las costumbres y DIETAS alimenticias de los norteamericanos.
Según un reciente informe publicado por la empresa Packaged Facts, cada vez más consumidores de leches de origen animal renuncian a estos productos en beneficio de las bebidas de origen vegetal. Las estimaciones de ambos sectores indican que la demanda de productos lácteos continuará a la baja mientras que lo absorberán las diversas opciones de bebidas de origen vegetal.
Casi el 30% de los ENCUESTADOS para la realización de este informe, reconoce que son consumidores diarios de estas bebidas que se venden bajo el nombre de leches vegetales. El mercado ha reaccionado a esta creciente demanda -en el último decenio se ha triplicado el número de consumidores y volumen consumido- creando una amplia oferta de bebidas vegetales entre las que destacan las "leches" de almendra o coco.
En los últimos años, los beneficios de la leche de espelta, respaldados por diversos estudios que certifican su alto valor nutricional, han favorecido el desarrollo de una industria de leche de espelta, además de un importante aumento de personas que demandan saber como hacer leche de espelta en casa.
Más allá de las DIETAS veganas
El resurgir de las bebidas de origen vegetal coincide con el auge y explosión del número de ciudadanos declarados veganos o vegetarianos, además de sus múltiples variantes.
Un vegetariano, por ejemplo, acepta algunos productos de origen animal dentro de su dieta habitual, mientras que un vegano, anula el consumo de cualquier producto que sea de origen animal, lo que incluye todos los lácteos: leches, yogures, quesos, mantequillas y otros derivados.
Estos son los grupos mayoritarios que han incentivado el consumo de este tipo de bebidas vegetales, si bien, cada grupo mantiene una particularidades en su consumo de productos de origen animal y/o vegetal.
Existe un tercer gran grupo de demandantes de estos artículos: los intolerantes a la lactosa. A pesar de que el sector lácteo ha reaccionado a tiempo, creando versiones de leches sin el componente lactoso, cada vez se percibe un mayor trasvase de este grupo poblacional hacia el consumo de leches vegetales.

Las modas en alimentación también están detrás de este auge desmedido. Los nuevos líderes de opinión generan auténticas corrientes de amantes y personas que se declaran en cruzada contra este tipo de productos.
Tipos de leches vegetales
Cuando hablamos de leche vegetal, es obligado dedicar un espacio a los distintos tipos de leche vegetal que existen en el mercado. Porque tomar leche vegetal hoy es más sencillo de lo que parece.
Las leches de origen vegetal que actualmente se encuentran en las baldas de los supermercados provienen de diversos elementos naturales.
Así, existen bebidas obtenidas de la extracción de los jugos de diversos cereales, plantas leguminosas o frutos secos.
Dentro de las últimas, nos encontramos la leche de almendra o de avellana; respecto a las leguminosas, podemos beber bebidas como la leche de quinoa o de sésamo. Por su parte, entre las bebidas originadas en los cereales encontramos la leche de arroz, de avena o la leche de espelta.
Específicamente, la leche de espelta, a diferencia de otras bebidas originales, contiene importantes nutrientes que la convierten en una opción recomendada para los veganos que no quieren tomar suplementos de proteínas, vitaminas E y B o ácidos grasos esenciales para el buen funcionamientos del organismo.
Los nutricionistas remarcan, además, los altos componentes que presenta en cuanto a fibra, calcio o hierro. No en vano, es una de las leches vegetales más recomendadas para las personas mayores una vez que su organismo comienza a digerir con mayor pesadez las bebidas lácteas tradicionales.
En este tipo de dietas, ayuda a mejorar la salud cardiovascular, además de favorecer el tránsito intestinal. También se han comprobado sus cualidades para fortalecer los huesos y articulaciones y evitar problemas graves como artrosis, que deriven en roturas de cadera o lesiones de rodilla.
Otro tipo de consumidores habituales de la leche de espelta son los deportistas, ya que su rica composición en nutrientes y la menor cantidad de grasas, les ayuda a lograr un mayor rendimiento deportivo sin renunciar a una DIETA equilibrada y liviana.
¿Sustitutos? ¿Complementos?
La gran dicotomía entre la leche y las bebidas de origen vegetal radica, más allá de la legitimidad de utilizar uno u otro nombre por cuestiones de marketing, en si realmente el consumo de los productos vegetales es un sustituto completo de la leche de origen animal o si es recomendable un consumo complementario.

Lo cierto es que los expertos no se ponen de acuerdo. Existen estudios que sirven para argumentar en ambos sentidos. Así, en Estados Unidos, como apunta Packaged Facts en su estudio, algunas bebidas vegetales como la leche de cebada o la de guisante tienen el mismo aporte en ácidos grasos omega 3 que los lácteos.
Las diferencias de consumo vienen determinadas por una mayor preocupación del consumidor por conocer si un alimento se ha visto sometido a la acción de antibióticos u hormonas, como se ha dado a conocer en casos de leches de origen animal.
Sin embargo, a pesar de esta preocupación por una aparente mayor salubridad de las leches vegetales, otros estudios informan de que el aporte calórico de estas bebidas son mayores que los productos lácteos como quesos o leches de vaca naturales. De esta forma, se quiere incidir en el falso mito de que la leche de vaca u oveja engorda más que una bebida de soja.
Los nutricionistas explican que algunas de estas bebidas vegetales presentan azúcares añadidos y otros contenidos que en cantidades controladas no son dañinas para la salud pero que en cantidades altas y continuadas puede generar diversas patologías.
En el país existe una fuerte regulación de la calidad de los productos lácteos y vegetales para asegurar a los ciudadanos que opten por estas bebidas que no van a sufrir efectos indeseados, ya sea consumo por propia elección o bien por ser intolerantes a los lácteos.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11