Mar03192019

Last updateMar, 19 Mar 2019 6pm

¡Mucho cuidado! Decirle no a la carne tiene sus riesgos

(Por Cesiach López Maldonado / Para Primera Hora).- Comúnmente, las dietas vegetarianas se utilizan como alternativas tanto bajar de peso como para mantener un peso saludable, convirtiéndose así en un estilo de vida. Sin embargo, el no consumo de carnes tiene sus riesgos, por lo que hay que prepararse para adoptar esta alimentación o el remedio pudiera ser peor que la enfermedad.

Según Kaysha Carrer, nutricionista y dietista del Departamento de Salud (DS), cuando se piensa en convertirse en vegetariano, es importante primero buscar asistencia médica para validar su estado de salud.
"No puede comenzarse de manera espontánea, sin hacer laboratorios ni un chequeo rutinario con un médico porque se debe estar seguro de que no haya alguna enfermedad o deficiencia que se pudiera afectar con el cambio en la alimentación", explicó Carrer.
Mientras que, Cinthia Santiago, también nutricionista y dietista del DS, establece que las personas que interesen cambiar su estilo de alimentación primero deben conocer los diferentes tipos de modalidades dentro del vegetarianismo- algunas menos restrictivas que otras- para así poder determinar la que mejor se adapta a su condición.
"Hay varias modalidades. Están los vegetarianos que no consumen nada de carnes, lácteos ni huevos. También están los "lacto-vegetarianos" que sí consumen lácteos, mientras que los "lacto-ovo vegetarianos" además de los lácteos, pueden consumir huevos. A su vez existen los llamados "flexitarianos" que son las personas que deciden estar unos días sin comer carnes, unos días sin lácteos y no lo adoptan como patrón de alimentación sino que lo hacen esporádicamente, sin planificación. Pero la elección debe ser guiada por una nutricionista", explicó Santiago, quien labora para el Programa de Diabetes del DS.
Peligros del vegetarianismo
Luego de ver las posibilidades dentro del vegetarianismo, entonces la persona puede analizar cuál de las modalidades se ajusta mejor a sus necesidades y objetivos para comenzar con el cambio sin que esto implique un impacto negativo a la salud.
"Debes saber qué alimentos eliminas y qué nutrientes te van a faltar para entonces, con la ayuda de un nutricionista, poder reemplazarlos. Por ejemplo, las personas que se adhieren a estas dietas necesitan reponer calcio, hierro, zinc, vitamina D y vitamina B-12. Dentro de todos los vegetarianos, el que está más a riesgo es el que elimina totalmente la proteína animal porque no recibe el B12 y el zinc", expuso Carrer.
"Esa decisión de qué tipo de dieta vas a seguir es una responsabilidad grande y no se puede tomar por lo que lees en internet porque no toda la información está validada. Entonces, comienzan estas dietas sin la supervisión de una nutricionista y los efectos pueden perjudicar su salud porque si no se mezclan sustancias de proteínas correctamente puedes tener deficiencias del complejo B12, cambios de humor, irritabilidad, entre otras consecuencias", estableció Santiago.
Mientras que Carrer destacó cómo sustituir las carnes para obtener la proteína necesaria para el funcionamiento físico y los nefastos efectos de una dieta vegana que no se ejecuta de la manera correcta.
"La carne puede sustituirse por quinoa, soya, legumbres, semillas y nueces, pero es importante consultar con una nutricionista para que los cambios resulten positivos porque si no buscan sustituir los nutrientes se les comienza a caer el pelo y las uñas, además tienen mayor riesgo de contraer infecciones, se enferman más porque no están consumiendo los nutrientes necesarios para su buen funcionamiento", informó la nutricionista, quien entiende que para llevar este estilo de alimentación es importante "poder contar con la fuerza de voluntad y tener accesibilidad a los alimentos porque los sustitutos de las proteínas son más costosos".
Del mismo modo, las expertas explicaron que muchas personas tienen la percepción errónea de que todo el que lleva una dieta vegetariana- en cualquiera de sus modalidades- va a bajar de peso o se mantendrá en un peso saludable, por lo que se confían y termina siendo todo lo contrario.
"No necesariamente los vegetarianos bajan de peso, pueden estar hasta sobrepeso porque muchos comienzan a sustituir la carne por alimentos almidonados y eso te puede llevar a aumentar de peso", expuso Carrer.
"Otro de los riesgos es que ingieren mayor cantidad de alimentos como bebidas azucaradas o dulces, pues estos no tienen proteínas, lo que les va a llevar a un aumento de peso. Por esto es importante llevar un control de las porciones, leer la etiqueta nutricional para ver el contenido de lo que ingerimos y mantenernos activos físicamente como complemento de la alimentación", enfatizó Santiago.
No obstante, estos riesgos no implican que las dietas vegetarianas sean negativas, solo que tienen sus pros y contras, por lo que se deben adoptar cuando se está físicamente preparado, bien orientado y dispuesto a aceptar el cambio de la manera correcta.
De igual manera, las expertas ven como un aspecto positivo el que las personas que optan por una dieta libre de carnes, suelen también cambiar por completo sus estilos de vida.
"Cuando las personas adoptan estilo de vida vegetariano comienzan un régimen de ejercicios, duermen mejor y tienen un enfoque más holístico para llevar el dogma de ser vegetariano", concluyó Carrer.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 A Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11