Mié12132017

Last updateJue, 14 Dic 2017 12am

Se inaugura la exposición fotográfica "EL CUERPO COMO EVENTO Y TERRITORIO"

El pensamiento moderno trajo consigo la toma de consciencia del "cuerpo" como base prístina de una relación con el mundo circundante.

Es este pensamiento el que básicamente en una etapa decisiva, definirá y fundará una nueva correlación de valores.
Es decir, antes de lo que por lo menos la historia del arte define como el inicio de la era moderna, el Renacimiento, la consciencia del valor de la corporeidad, estaba supeditada a efectos sagrados y del pensamiento mágico-religioso. Desacralizar el cuerpo mediante tratados científicos y artísticos (que ciertamente seguían remitiéndonos a Dios, pero desde una postura humanizada), ayudó a que se le empezara a concebir como un magnifico y particular evento.
El cuerpo, por lo tanto, era más cercano a una máquina bella y perfecta, misteriosa e inexplicable, que a un objeto abstracto de alguna celebración litúrgica.
Sin embargo, el paso del tiempo ha llevado constantemente a un cambio de paradigma de pensamiento.
Inagotable, este ha fundado múltiples posturas en distintas etapas que definirán la historia contemporánea. Así, la emergencia de nuevos relatos interpela los valores básicos de aquella modernidad. La nueva "etapa", identificada como la posmodernidad, se abrirá paso no sin antes ser cuestionada, pues abatirá con sus arengas los monolíticos discursos de su antecesora.
En la posmodernidad el cuerpo humano, su anatomía pero sobre todo su fisonomía, ya no es sólo un evento, pues en la emergencia de la particularidad, el cuerpo será un espacio territorial. Entonces, dos conceptos fundan la concepción del cuerpo humano actual: el evento y el territorio.
El primero define la sorpresa que sigue significando para nosotros hoy en día el cuerpo; sigue siendo un suceso, una experiencia muchas veces inescrutable; lugar donde nace y se expanden dolor y placer, filias y fobias...
El segundo, elemento de batallas físicas, psicológicas e ideológicas, donde el sentido de la individualidad cobra fuerza inusitada. Soy y me pertenezco, o soy y necesito pertenecer... territorio de batallas individuales y colectivas, seculares y espirituales, donde lo privado es público y por lo tanto político y lo público se vuelve privado.
Así, las imágenes actuales respecto al cuerpo humano son ventanas a los imaginarios herederos de la "lejana" modernidad y la reciente y tan incomprendida posmodernidad. La historia del arte dará por medio de ella paso a la historia de las imágenes. En esta, la imagen como fenómeno físico es tan relevante como los valores intrínsecos de su interpretación. No es ya sólo ver, sino escudriñar en sus inmanentes significados.
Sirva esta breve disertación para introducir la presente exposición de imágenes donde, hacedores y obra se muestran abiertamente en lo más íntimo de sus intereses, por la figura y las formas y significados del cuerpo, desnudo, expuesto, e inevitablemente siempre abierto.
Manuel A. Moreno Álvarez
Ciudad de Puebla, Octubre de 2017.
Expositores:
Alfredo Campos
Carlos Abraham Slim
Edgar Brielo Maranillo
Enrique TorresAgatón.
Flor de Ma. Rico
Laura Domínguez Canseco
Mar Zúñiga
Ricardo María Garibay
Galería Luz y Plata de la Escuela Práctica de Fotografía.
Av. 11 Poniente 1107-4

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Priv 28 Norte 1202-A Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Priv 6 Oriente 2804-1 Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11