Mié04252018

Last updateJue, 26 Abr 2018 12am

'Hay que estar conscientes del impacto de nuestros temas'

CIUDAD DE MÉXICO.- 9 de enero.- (Notimex).- Las canciones muestran la visión del mundo, pero en especial historias de vida, sentimientos, la realidad, la ficción y el amor, por lo que los autores deber estar conscientes de los efectos que éstas generen en la gente, coincidieron compositores como Carlos Lara, Armando Manzanero, Alex Lora, Gil Rivera y Teodoro Bello.

En entrevistas por separado, Carlos Lara destacó que el autor es un ser creativo que tiene la necesidad de expresar lo que siente y hacer partícipe al público de su historia.
"El autor es un comunicador nato y genera una obra sin pensar en el cambio social; sin embargo, debe entender el impacto que se genera con las canciones, con las letras, porque cuando el mensaje es misógino, intolerante o violento, ya hay mayor responsabilidad en los efectos masivos".
Por su parte, el cantautor yucateco Armando Manzanero aseguró que la historia de cada compositor es parte importante en su estructura creativa.
"Mis canciones son 40 por ciento de vocación e historias de vida, y mientras las canciones más se acerquen a la verdad, más contundente será el éxito".
Subrayó que 60 por ciento restante de la creación de una obra es el trabajo y el corazón, pero sobre todo de buen gusto.
"Las obras se vuelven grandes cuando se está bien alimentado musicalmente durante toda la vida y si alguien se inclinó a consumir productos musicales sin calidad, ese será el reflejo de sus obras", afirmó.
Al preguntarle sobre la composición y estructura de una canción desde la realidad, la fantasía o la ficción, Alex Lora, líder del grupo de rock Tri, destacó: "Hay rolas muy reales, otras eclécticas y algunas espirituales o fantasiosas en las que se atrapa una chispa de inspiración del autor, un momento especial de su instante de vida".
Expuso que en su caso, la forma de explicar esos chispazos de vida en los que un autor se puede inspirar, pueden ser de la realidad o del pensamiento.
"Tengo el tema de Frida Sofía, que se volvió leyenda urbana porque nunca existió, pero que la hicieron existir y mientras duró su existencia fue una gran esperanza y motivación en nuestros corazones, y en la gente se encendió la flama de la ilusión en momentos críticos después del temblor y en un colegio infantil".
Destacó que el autor puede mezclar la realidad y la ficción, o la realidad y el amor.
"Otra rola que yo considero espiritual es 'Triste canción de amor', que es una metáfora y en que se da esta mezcla de la que hablo; sin embargo, hay otras descarnadamente reales como 'Niño sin amor'".
Lora refrendó que las canciones son "una Chispa en un momento de la realidad, de donde se toma la inspiración: "Puede ser una chispa de amor, de coraje, de denuncia, de espiritualidad o de diversión".
Para el compositor Gil Rivera, la carga de realidad o fantasía en una canción depende del autor, porque se escribe al cien por ciento de la realidad, usando elementos de poesía, de fantasía o de ficción.
"En un mismo autor puede haber canciones reales, como la que escribí sobre una mujer embarazada, que interpretó María de Lourdes en un festival de música ranchera y no necesité ser mujer o dar a luz para hablar de ello, pero escuché a mi esposa hablar sobre su momento y me inspiré para escribirla".
Rivera afirmó que toda canción por muy real que sea lleva cargas de poesía y fantasía, como su corte "Mi amigo Bronco", que se inspiró en un perro y no en un caballo: "La vida del individuo marcará qué tipo de canciones hará en el futuro.
Por último, sobre la magia de las canciones, Teodoro Bello destacó que éstas tienen que motivar a la reflexión: "Mi objetivo es que mis canciones sacudan emocionalmente a quien las escuche y sembrar en sus conciencias y corazón la necesidad de cantarlas, como las siento yo, sin importar que sean duras o no".

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11