Lun12102018

Last updateLun, 10 Dic 2018 7pm

Reconocen proyecto jesuita de vivienda digna en comunidad destruida por sismos

Puebla.- 5 de diciembre de 2018.- El 'Programa de Vivienda y Vida Digna en San Mateo del Mar', en el que participan varias instituciones jesuitas y otras que no pertenecen a la Compañía de Jesús, recibió mención en el 'Reconocimiento Latinoamericano para Investigaciones y Casos de Reconstrucción Social del Hábitat post Desastres 2018', premio que entregan la Coalición Internacional del Hábitat y la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

En el Programa participan la asociación civil Casa y Ciudad y las instituciones jesuitas: Universidad Iberoamericana Ciudad de México (IBERO), Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO) y Fundación Loyola; que cuentan con la colaboración activa de Cáritas Mexicana y la Pastoral Social de Tehuantepec.
A nombre de todos los participantes, la mención fue recibida por Casa y Ciudad, que presentó la investigación '¿Vivienda? O totalidad espacial para habitar', la cual reconoce los soportes naturales, culturales y técnicos para la espacialidad del hábitat de la comunidad indígena ikoot que vive en San Mateo del Mar, Oaxaca; investigación que fue y es la base para el diseño y definición, junto con los beneficiarios, de la solución habitacional que se da y dará a los afectados por los sismos del 7, 19 y 23 de septiembre de 2017.
En la ejecución y construcción de dichos espacios habitables se conjuntaron esfuerzos de la Fundación Loyola, como líder del programa; del ITESO, con el estudio de mecánica de suelos; de Casa y Ciudad, con el diseño y cálculo estructural; así como la procuración de fondos para mejorar la calidad de vida de las familias beneficiarias.
Reconstrucción del tejido social
San Mateo del Mar, Oaxaca, fue una de las poblaciones mexicanas que padeció más daños en su conjunto, que no se limitaron a las viviendas, toda vez que también hubo afectaciones al medio ambiente, a los sistemas de comunicaciones y a los edificios de equipamiento urbano.
El maestro José María Wilford Nava Townsend, académico del Departamento de Arquitectura, Urbanismo e Ingeniería Civil de la IBERO, explicó que junto con las viviendas afectadas de más de mil familias, se fracturaron algunos puentes viales que conectan entre sí a distintos puntos del poblado, hubo daños en escuelas, en el mercado municipal, en la iglesia del siglo XVII que hay en la comunidad, y por un proceso de licuefacción las tumbas del cementerio se hundieron, como si estuvieran sobre un pantano de arenas movedizas.
De todo esto se percataron casi inmediatamente después de los sismos los miembros de las instituciones participantes en el Programa, quienes un mes más adelante, en una reunión que sostuvieron en esa comunidad del Istmo de Tehuantepec, decidieron no sólo reparar las casas, sino también hacer una reconstrucción integral desde el tejido social, afectado por los temblores y por una serie de rezagos y de condiciones sociales de marginación existentes con anterioridad en esta comunidad ikoot, de origen pesquero, y que históricamente ha luchado por la defensa de su territorio.
La reconstrucción se está haciendo en distintas etapas y rangos, desde la vivienda, como la célula fundamental de la familia nuclear; hasta la estructura social de la comunidad, que incluye intervenir el espacio público y los edificios de equipamiento, los que se usan colectivamente.
Al abundar de manera específica, el arquitecto Nava dijo que la vivienda que se está atendiendo (algunas ya se reconstruyeron y otras están en el proceso), por parte del ITESO y a Casa y Ciudad, es la de las familias que no recibieron el apoyo gubernamental, porque no estaban registradas como dañadas.
Para atender los edificios de equipamiento y espacio público, la IBERO ya entregó a la comunidad toda una serie de estrategias a seguro y actualmente está desarrollando los proyectos ejecutivos de una capilla temporal -porque la rehabilitación de la iglesia del siglo XVII corresponde al Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH)- y de un centro deportivo y cultural, porque el que existía quedó inhabilitado al ser usado para depositar ahí los escombros ocasionados por los sismos.
La capilla, que en lo inmediato servirá para oficiar los ritos religiosos, se convertirá en un salón de usos múltiples cuando vuelva a abrirse la iglesia. En tanto que el deportivo volverá a desempeñar su importante papel de alejar a los jóvenes de los vicios. Ambos, capilla y deportivo, serán edificados por Carso Infraestructura y Construcción, que se comprometió a llevar a cabo esto.
Además de su carácter interinstitucional, el 'Programa de Vivienda y Vida Digna en San Mateo del Mar' también es interdisciplinar, pues junto con arquitectos e ingenieros civiles participan sociólogos y economistas, que apoyan en toda la parte del tejido social; jesuitas, miembros de la Fundación Loyola; y dos egresados de otra universidad jesuita, el Instituto Superior Intercultural Ayuuk ((ISIA), originarios de San Mateo del Mar.
Cáritas y la Pastoral de Tehuantepec se hacen cargo del apoyo logístico, que consiste en direccionar los recursos económicos (recibidos a través de la Fundación Loyola) a la compra y suministro de materiales; y de vincular al Programa con las autoridades tradicionales de San Mateo del Mar, responsabilidad que recae principalmente en los miembros de la pastoral.
Por su parte, las autoridades estatales se han comprometido a ayudar en toda la gestión de permisos, por ejemplo, con la expedición de licencias de construcción, para legalizar los procesos de obra.
Metodología y mención
Por la magnitud e impacto social que tiene y seguirá teniendo el 'Programa de Vivienda y Vida Digna en San Mateo del Mar', la Fundación Loyola consideró pertinente elaborar una metodología protocolaria para replicar esta intervención, pero con menos complejidad, en otros sitios que han sido o lleguen a ser afectados por eventos naturales.
Aunque el cierre estructural a esa metodología podría darse en mayo de 2019, Nava Townsend dijo que la calidad y utilidad del proceso metodológico ya fue distinguida al obtener mención en el 'Reconocimiento Latinoamericano para Investigaciones y Casos de Reconstrucción Social del Hábitat post Desastres 2018'.
El Programa, que evidentemente se abocó a la atención de los espacios físicos individuales y colectivos desde 30 días después de los sismos, "va mucho más allá de la acción inmediata, al pretender una reintegración y reconstrucción de la parte más importante, la humana".
La distinción que hicieron la Coalición Internacional del Hábitat y la UNAM a este proyecto encabezado por instituciones jesuitas reconoce al Programa como "un trabajo a corto, mediano y largo plazo que busca una mayor trascendencia, un mayor impacto en lo positivo. Esta mención creo que es muy importante desde esa característica, es el reconocimiento a cómo se estructura un trabajo desde una perspectiva integral y desde una metodología multidisciplinaria".

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 A Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11