Dom06252017

Last updateSáb, 24 Jun 2017 9pm

¿Estás en riesgo de tener torsión ovárica?

CIUDAD DE MÉXICO.- (SUN / Foto archivo El Informador).- Un ovario torcido, o la torsión ovárica, ocurre cuando el ovario se deja caer y gira, cortando su propio suministro de sangre en el proceso. Si eso ocurre, es probable que te hayas dado cuenta de que algo haya salido terriblemente mal, particularmente porque sentirás un dolor insoportable en un lado del abdomen bajo.

Checa todo lo que debes saber si estás en riesgo de esto y qué esperar si eres lo suficientemente desafortunada para vivirlo.
La torsión ovárica es más común cuando las mujeres están en la edad justa de tener hijos. Esto sucede porque el tejido de las mujeres jóvenes es más flexible, así que el ovario puede moverse más durante los cambios hormonales.
Después de tus años de fertilidad, los ovarios se harán más pequeños y tendrán menos probabilidades de girar a menos que haya un quiste o un tumor.
Aun así no es imposible que esto sucede en mujeres post-menopáusicas, simplemente hay menores casos.
Aunque es posible que un ovario sin quistes pueda torcerse, tener quistes o una masa aumenta el riesgo de la torsión ovárica. ¿La razón? Un quiste puede colocar su propio peso en el órgano, ayudándolo a voltearse.
Las chicas con síndrome de ovario poliquístico tienen un mayor riesgo, pero cualquiera puede desarrollar un quiste (o muchos). Y aunque la mayoría de éstos son benignos, ocasionalmente resultan ser cáncer. De cualquier forma, necesitarás tratamiento, sí o sí.
Estos medicamentos diseñados para ayudarte a quedar embarazada tienen la tendencia de hacer más grandes tus ovarios, y entre más grandes, más probabilidades tienen de torcerse. Para minimizar el riesgo de que esto ocurra, la mejor opción es hacer ejercicio como yoga, algo que no requiera brincar.
Además de disminuir el riesgo de tener cáncer y quedar embarazada, los métodos anticonceptivos hormonales pueden ayudarte a prevenir quistes ováricos, lo cual también disminuye el riesgo de la torsión ovárica.
¿Has notado que hay gente con piernas más largas o dedos muy cortos? Pues esta variación en tamaños también ocurre en las trompas de falopio y, de acuerdo a los expertos, entre más largos sean, más posibilidades hay de sufrir una torsión ovárica.
Aunque la torsión ovárica sí corta el suministro de sangre del ovario, no necesariamente quiere decir que el ovario dejará de funcionar. Primero que nada, el suministro no podría cortarse totalmente. Existen muchos doctores que retiran el ovario, pero ahora en día, la mayoría lo coloca en su lugar correcto y casi siempre se recupera por su cuenta. Sin embargo, si el ovario no se recupera, habrá que retirarlo.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Priv 28 Norte 1202-A Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Priv 6 Oriente 2804-1 Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11