Vie12142018

Last updateVie, 14 Dic 2018 7am

Cómo escoger una buena sandía

Sin duda comprar buenos productos alimenticios es un aprendizaje que por lo general depara el tiempo tras algunos intentos fallidos. Al inicio es posible que se adquieran, por ejemplo, frutas como las sandías que en apariencia dan la sensación de buena calidad y sabor, pero al partirlas se descubre que todo era mentira, pues o estaba amarga o apenas si tenía sabor.

Sin embargo, existen algunas características generales que ayudarán a que obtenga fruta de buena calidad:
• Agrietadas y con manchas. Si la sandía tiene puntos blancos y negros, o tiene mucho agrietamiento, podría estar afectada por lo que se conoce como podredumbre del vientre, una condición que acelera el proceso de maduración, un estado que afectará obviamente el sabor e incluso puede hacerte enfermar.
•Parece ligera. Cuando carece de peso indica que no hay suficiente agua dentro de la cáscara, lo que a su vez significa que es probable que te encuentres con una fruta deshidratada.
•Sonido sordo. Cuando tocas una, deberías escuchar un sonido hueco ya que es una señal segura de que la fruta es jugosa y está llena de agua. Por otro lado, si escuchas un ruido sordo, es un fracaso.
•Tallo es verde. Al comprarla, es una buena idea echar un vistazo de cerca al tallo. Mientras que un tallo de aspecto reseco puede parecer una advertencia, en realidad es algo bueno ya que significa que la fruta está lista para comer. Si tiene un tallo verde rico, definitivamente necesita más tiempo para madurar.
•Muy bonita. Las sandías que tienen cáscaras impecables no son las preferidas. Si carece de cinta, significa que la fruta no recibió suficiente polinización. Aunque esto no dará como resultado necesariamente una sandía incomible, podría significar que tu fruta no será tan dulce como debería ser. ¡A veces, una sandía fea es mucho mejor!
•Demasiado larga. Mientras que las sandías con cuerpos largos no son necesariamente malas para comer, las más redondas son generalmente mucho más dulces.
•Tiene una gran mancha blanca. Cuando le das la vuelta a tu sandía, deberías ver lo que se conoce como punto de campo. Las más dulces tienen un color amarillento en la parte inferior: cuanto más oscuro, mejor. Sin embargo, ten en cuenta que una mancha blanca es mejor que ninguna mancha en absoluto.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 A Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11