Mié12132017

Last updateJue, 14 Dic 2017 12am

Si comes así de bien, vivirás más y mejor

A veces se compara el metabolismo humano con el funcionamiento de un coche. Si no le pones combustible no anda. Es una idea simple que funciona. Pero si tuviéramos coches con la capacidad de utilizar no solo un tipo de combustible, sino cualquiera, entonces, además de que tendríamos unos supercoches, la comparación con el metabolismo humano sería más acertada.
Dieta y salud

Continuando la analogía con el coche, cuando usamos un combustible malo se nota inmediatamente, el coche no anda bien, se atasca, da tirones. Además de esos efectos visibles, está el daño que sufren las piezas y los filtros al procesar un producto malo. De forma análoga, cuando nuestra dieta no es saludable, nos encontramos peor físicamente, más cansados, de peor humor e internamente nuestros órganos se ven afectados por la mala alimentación.
La dietética, como todo lo relacionado con el conocimiento del organismo, es un asunto complejo con cientos, miles de detalles todos interconectados, pero centrándonos en un aspecto concreto, podemos decir que el organismo obtiene la energía o de los azúcares o de las grasas y, además, en ese orden.
La guía de la dieta cetogénica habla de cómo conseguir aprovechar esa prioridad energética para adelgazar y estar saludables. A continuación explicaremos cómo funciona la dieta cetogénica y qué es la cetosis, en cuyo proceso se basa.
Cetosis
Se le llama cetosis al estado del metabolismo en el que, para obtener energía, se consumen grasas en vez de glúcidos (azúcar). Esto sucede, sencillamente, cuando se ingieren muy pocos alimentos que aporten glúcidos. Los alimentos que más glúcidos aportan son los que tienen carbohidratos, como por ejemplo el pan blanco, la pasta blanca, los pasteles y los refrescos. Es decir que si se ingieren estos alimentos entonces el cuerpo obtiene energía consumiendo azúcar y almacenando grasa (por eso engordamos), mientras que si no se ingieren estos alimentos el cuerpo cambia a modo cetosis y pasa a consumir grasas para obtener energía, porque azúcar no hay, es decir, adelgazamos.
Cómo se hace
En temas de salud conviene tomar decisiones sobre tu cuerpo solo en las cuestiones más básicas y de sentido común, como abrigarse cuando hace frío, o lavar bien una herida para que no se infecte. Pero en cuestiones más complejas es imprescindible hablar con un médico, cuyo conocimiento es mucho más profundo y eso le permite tomar mejores decisiones. Es decir, no intentes curarte de un tumor o de una apendicitis tú solo, porque no lo conseguirás y las consecuencias pueden ser mortales.
Hacer una dieta entra dentro de lo que uno debe hacer aconsejado por alguien que sepa. Para conseguir una dieta cetogénica hay que disminuir el consumo de carbohidratos y aumentar el de grasas y proteínas.
Si consultas la guía de la dieta cetogénica puedes ver que los alimentos que debes reducir son la soda (refrescos), los zumos, batidos, pasteles, arroz, pasta, frutas, patatas, zanahorias y algunos más. Son muchos, pero son muchos más los que puedes consumir. Y no se trata de eliminarlos por completo, sino de reducir la cantidad que ingieres. Si te estás tomando 1 o 2 refrescos todos los días, no debe ser difícil reducirlo a un refresco cada 2 o 3 días, por ejemplo. Haciendo estos cambios (que son totalmente factibles), harás que tu cuerpo cambie progresivamente, en unas pocas semanas, de consumir azúcar (que ya no le das) a consumir grasas.
Las grasas y las proteínas que debes darle al cuerpo para estar saludable son carnes rojas (como el jamón), salchichas, tocinos, pescados como el salmón, la trucha, el atún, quesos, frutos secos... Como ves la lista de alimentos que puedes comer es incluso más interesante y apetitosa que la lista de los que no puedes comer.
Las abuelas (sobre todos las españolas) siempre han dicho que comer lo cura todo, y comer lo que a uno le apetece, más aún. Y aunque es un buen consejo comer lo que a uno le apetece, es mejor consejo aún comer lo que es más saludable para el organismo en función de las características de cada uno, porque no puede comer lo mismo alguien que pase muchas horas al día sentado frente a un ordenador que alguien que trabaje cargando grandes pesos.

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Priv 28 Norte 1202-A Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Priv 6 Oriente 2804-1 Col. Resurgimiento, Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11