Lun08202018

Last updateLun, 20 Ago 2018 11pm

Más jóvenes sin pasar por el quirófano

MADRID.- (Cristina G. Lucio).-El miedo al bisturí frena a muchos de los que se plantean los retoques estéticos. No querer pasar por el quirófano pesa más que el deseo de una nueva apariencia, que la posibilidad de dar marcha atrás al reloj biológico.

Sin embargo, cada vez hay más alternativas a la mesa de operaciones. "Se puede rejuvenecer sin recurrir a la cirugía", afirma José Luis Martínez-Amo, miembro del Grupo Español de Dermatología Estética y Terapéutica de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV).
En el encuentro que el grupo acaba de celebrar en Las Palmas de Gran Canaria, el abordaje de las técnicas no quirúrgicas contra el envejecimiento ha sido uno de los temas estrella, precisamente por el creciente interés que despiertan. Lo ideal, advierte el especialista, es actuar de forma temprana -incluso en la veintena-, antes de que los signos de la edad sean muy patentes porque, "al igual que pasa con un coche, el mantenimiento suele ser mejor que una reparación". Afortunadamente, continúa, son muchas las estrategias que están disponibles para, en la medida de lo posible, intentar luchar contra el tiempo. En su opinión, una localización fundamental a tratar es la que rodea a los ojos ya que "está demostrado que cuando miramos a alguien, el 80% de la visión se concentra fundamentalmente en la zona periocular y la boca". Así, para combatir las bolsas o las ojeras se puede recurrir, entre otras alternativas, a rellenos de ácido hialurónico que pueden complementarse con láser o peelings si es necesario, asegura. "Cuando la técnica se utiliza adecuadamente, los resultados son increíbles. Desaparecen los signos de cansancio", señala Martínez-Amo
. Retoques periódicos
Al contrario que la cirugía, esta técnica no es definitiva, sino que necesita retoques periódicos cuando la sustancia infiltrada se reabsorbe por la piel (generalmente entre uno y dos años después de su aplicación). "Pero esto debe verse como una ventaja, ya que nos permite adaptarnos a la evolución del paciente y a cómo van envejeciendo otras zonas faciales. Los cambios permanentes a veces son problemáticos", explica el dermatólogo. Por otro lado, también es fundamental hacer en un primer momento un "análisis cromático de la piel" y tratar mediante técnicas como la luz intensa pulsada cualquier mancha o alteración pigmentaria presente en la cara, ya que estos son unos de los rasgos que en mayor medida contribuyen a dar un aspecto envejecido, añade. Para pequeñas arrugas, una opción muy útil, señala el dermatólogo, es el láser de CO2 fraccionado. También la toxina botulínica -el conocido bótox- "es una alternativa muy interesante para las arrugas de expresión", añade el dermatólogo Antonio Campo, que también ha abordado las distintas técnicas anti-envejecimiento en el encuentro de Las Palmas. "Utilizada adecuadamente, esta técnica es maravillosa. El problema es cuando se aplica en exceso o se usa en zonas que no corresponde", subraya. En el tratamiento de la flacidez asociada a la edad y que se aprecia, por ejemplo, en la zona de la mandíbula, también da muy buenos resultados la utilización de ultrasonidos focalizados, añade Campo.Eso sí, para que esta estrategia sea efectiva, "debe iniciarse cuando la flacidez está empezando a manifestarse, cuando el paciente comienza a notar el descolgamiento". Además, es necesario repetir periódicamente estas sesiones para notar buenos resultados a medio plazo y no recurrir a un lifting.
Diagnóstico individualizado
La clave del éxito de estos tratamientos, coinciden en señalar ambos dermatólogos, es "realizar un diagnóstico individualizado porque cada paciente presenta un envejecimiento diferente".
De hecho, ni Martínez-Amo ni Campo consideran que las técnicas citadas sean siempre más ventajosas que la intervención quirúrgica. "Hay que valorar. Algunas cosas, como la laxitud del párpado superior, se pueden mejorar muy poco sin pasar por el quirófano", señala Martínez-Amo.
"A partir de cierta edad, a veces la única opción que va a dar resultados notables es la cirugía", añade Campo. Sea cual sea el camino elegido, remarca Martínez-Amo, el objetivo final siempre debe ser que la persona "se vea mejor, pero siga siendo ella misma y su aspecto sea de absoluta normalidad". "Muchas veces, en la consulta te encuentras con que te piden unos labios como los de una determinada actriz. Pero ahí, el especialista, debe ver el conjunto de la unidad facial y decir no si el resultado no va a ser bueno", concluye. "El médico es quien debe decir al paciente hasta dónde hay que tratar y cuándo hay que parar".

www.presenciaenpuebla.com.mx

Oficinas: Pirv 6 Oriente 2804-1 Col. Santa Bárbara Norte

C.P. 72380 Puebla, Pue.

Correos: presenciaeditorialara@yahoo.com.mx

presenciaedittorialara@hotmail.com

Tel. (222) 2 34 19 11