Inicio

IMSS Puebla procura corazón, hígado y riñones. Es la octava en este año

PUEBLA.-Mayo 17 del 2019.-El Hospital de Traumatología y Ortopedia del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) delegación Puebla, realizó octava procuración de órganos de paciente masculino de 32 años de edad que sufrió muerte craneoencefálica por accidente, la esposa decidió donar su corazón, hígado y los dos riñones.

El director de la UMAE del Hospital de Traumatología y Ortopedia del IMSS, Francisco Morales Flores, informó que el corazón se envió para trasplante al Centro Médico Nacional "20 de Noviembre" del ISSSTE, el hígado al Centro Médico Nacional "La Raza" del IMSS, ambos de la Ciudad de México y los dos riñones se quedaran el Hospital de Alta Especialidad "San José" que cuenta con Programa de Trasplante Renal.
Dijo que de 2016 a la fecha el nosocomio ha realizado 63 procuraciones multiorgánicas, sin embargo aún se necesita seguir trabajando en promover la cultura de la donación de órganos.
A su vez, la esposa del donador expreso que "la donación sirve para salvar vidas, sabemos que va a seguir viviendo a través de otra persona, como le dije a mis hijos, su papá es un héroe".
Por su parte, la Coordinadora Hospitalaria de Donación de Órganos y Tejidos del nosocomio, Santa Blanca Mora, detallo que el protocolo para que un órgano pueda ser donado y trasplantado, en primera instancia se requiere la autorización de la familia así como los órganos que desea donar.
Dichos órganos se ponen a disposición a los diferentes equipos de trasplante que tenemos, ellos se trasladan lo más rápido posible, como en este caso el traslado del corazón e hígado fue vía aérea y terrestre a los hospitales donde serán trasplantados.
Asimismo, dijo que el tiempo de duración de los órganos para ser trasplantados, en el caso del corazón, es de cuatro horas, de un riñón es de 24 horas y en el caso de las córneas pueden durar hasta 15 días en un medio de preservación, todos ellos después de que son extraídos del cuerpo del donador.
El Seguro Social agradece a las familias donadoras que al decir "sí", han permitido regresarle la calidad de vida a muchas personas, no solo se trata de la salud del receptor, sino de todo un cambio para todo su núcleo familiar. La cultura de la donación en el estado de Puebla va en aumento pero debemos continuar trabajando todos en esta labor.